Las celebrities de los millennians

Youtubers, videogamer, DJs, bloggers, músicos sin discográfica, ... forma parte del universo millenians. ¿Un habitat no apto para inmigrantes digitales?

Muy despiertos debemos estar los inmigrantes digitales para estar al día de las nuevas plataformas de comunicación actuales. Pero el tema se complica hasta llegar a la doble derivada cuando queremos conocer a los influencers de los millenians. He de reconocer que la escucha activa con mis hijos me ha ayudado a reconocer a su ídolos, los lenguajes que emplean, sus iconos, y como no, su argot de comunicación. Ponerse en sus asics o nike para comprender sus códigos de comunicación y valores no es sencillo, pero al menos lo que nos dedicamos a la comunicación debemos evolucionar para entenderlos sino la brecha irá en aumento día a día.

Son muchas las campañas de comunicación dedicadas a los jóvenes que han sido creadas por creativos “adultos” que han realizado un viaje retrospectivo a su infancia o adolescencia para generar un mensaje destinado a los millennians.  Aunque también ha servido para recuperar un mercado “retro” muy rentable, no olvidemos que somos la generación del BabyBoom.

Yumas Galaxia
Yumas Galaxia

Y el resultado generalmente, es una campaña que agrada a los Directivos  pero que no conecta con esos extraños adolescentes hiperactivos consecuencia de su adición al multitasking.

Sin embargo surgen empresas nuevas o startups  si lo prefieres llamar así, que disparan sus ventas por internet. Esta irrupción sorprende a economistas, periodistas, competencia, y un sinfín de nativos digitales que observan atónitos como otros han sabido conectar con los millennians. Conozco muy de cerca el caso de éxito de la marca de gafas de sol Hawkers, una marca de Elche (España) que ha sabido combinar sus canal de ventas, la imagen de marca que proyecta al exterior y como no, las redes sociales.  He de reconocer, que yo mismo he caído y llevo unas Hawkers.

Otra empresa también ilicitana, en este caso es D.Franklin, esta marca pertenece a una empresa de calzado con experiencia en marca juvenil e infantil pero de distribución tradicional, pero con una convicción en su ADN del valor de la marca. D. Franklin ha sabido combinar las relaciones públicas con influencers, las celebreties de los millennians con un canal de promoción que son las redes sociales y canal de venta que es internet. El entorno digital ahora les abren las puertas del mercadeo tradicional a D. Franklin y Hawkers.

DFranklin
DFranklin

Los youtuber, Djs, bloggers, deportistas y artistas que consideran las redes sociales como parte de su hábitat natural han conseguido conectar con los millennians y convertirse en sus iconos, son las celebrities de las redes sociales. Sus formas no ortodoxas han roto nuestro rígido esquema de hacer las cosas, ellos buscan el momento, la improvisación y su deseo de compartir su experiencianto está por encima de los trabajos de edición y postproducción de la digitalización de los inmigrantes digitales tanto valoramos.  La espontaneidad y la inmediatez son los atributos más valorados.

Mis hijos me descubrieron a MrGranBomba, un youtuber alicantino que graba vídeos de humor de cámara oculta y que tienen a cerca de 200.000 adolescentes esperando cada semana a que suba un nuevo vídeo de humor.

Gracias a él, y a su grado de compromiso social puede colaborar con él para que grabara un vídeo de manera desinteresada a favor de una campaña contra la violencia de género dirigida para jóvenes. En la misma línea, la  campaña, Be Brave Festival,  también fue fruto de la genialidad de unos estudiantes de instituto que pensaron que para comunicarse entre ellos había que hacerlo a través del vídeo, la música, la imagen y el relato y todo ello en versión 2.0.  MrGranBomba grabando con un solo plano y sin edición consigue conectar con el target de la campaña y son  65.000 adolescentes que conocen la campaña.

Este fenómeno no es nuevo, ocurre cada generación, nuestra tarea es adaptarnos al nuevo entorno buscando los medios y los recursos para seguir teniendo la capacidad de comunicar la marca a todos los targets.

El guión para el storytelling de tu marca

Cada marca debe buscar el guión para su storytelling, encontrar el argumento y común denominador entre los servicios que ofrece a la sociedad y las expectativas que la sociedad espera de la marca.

Encontrar ese nexo común que conecte con los públicos es fundamental para fomentar el engagement entre marca y personas. Organizar un evento a la medida de los públicos es el objetivo de Branded Content. Las personas deben reconocer la marca en el evento, y como no, la marca debe empaparse de los valores positivos que genera el evento.

Ya es frecuente reconocer marcas por sus eventos. La cerveza verde se vincula con los conciertos abiertos del verano, y en cada sorbo de fresca cerveza nos estamos tomando un trago de un genuino rock en vivo, aunque nos pille muy mayores para asistir a ellos.

escenario verde heineken

Nightology de JB es otra forma de ver la noche, esta vez a sorbos con matices escoceses. No necesitas fletar un barco y amarrarlo en los principales puertos europeos o contratar los grupos más punteros del escenario musical para contar tu historia de marca.

Otro ejemplo es el de  Agamed, la empresa que gestiona el ciclo integral del agua en Torrevieja, organizó un evento para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente en el municipio. La empresa se abrió a sus públicos, Ayuntamiento, comercios locales, universidad prensa local y por supuesto a sus vecinos de Torrevieja. El resultado, todos juntos ha celebrado un día diferente con el propósito de reivindicar un futuro sostenible.

Agamed, gestiona los recursos naturales y es la responsable de una gestión sostenible del agua. Los valores medioambientales es denominador común con sus públicos,  y por este motivo se ha propuesto pasar un día de convivencia con las familias y en especial, con los más pequeños. El fin del evento, divertirse, convivir y salir más mentalizados sobre la importancia de la conservación del planeta.

Talleres infantiles, espectáculos con participación de los espectadores son las herramientas para que los públicos compartan su ocio, su implicación con el planeta, y como no, con Agamed.

Espectáculo de Ciencia Divertida
Espectáculo de Ciencia Divertida

Además, artistas plásticos de la Universidad Miguel Hernández muestran arte en la calle. El Branded Content , representado con un trampantojo (representación en 3D) vincula la marca con un mensaje de concienciación. El arte callejero, para que los viandantes puedan compartir el mensaje a través de sus círculos.

Trampantojo Torrevieja
Trampantojo Torrevieja

Es necesario buscar un motivo para volverse a encontrar, marca y sus públicos. Porque la marca no es la protagonista del evento sino sus participantes, los auténticos protagonistas que un día especial lo llenan de Branded Content Ecological.

 

De BP a VW: ¿la muerte de la RSE? (tal como la conocemos) por Paul Capriotti

Ya escribí un artículo sobre VW "Made by Empresa Responsable" pero me parece muy acertado el artículo de una de las personas que más me han enseñado más sobre comunicación corporativa, Paul Capriotti.

De BP a VW: ¿la muerte de la RSE? (tal como la conocemos).

 

El caso Volkswagen ha puesto otra vez sobre la mesa el debate sobre la RSE (o Sostenibilidad, o como la quieran llamar), su importancia para las empresas y el impacto que tiene en su negocio y en la cuenta de resultados, y va camino de convertirse en un nuevo hito en el campo de la RSE (con lo fueron en su momento los casos Enron oWorldCom a finales de los años 90 y principios del 2000) y BP hace pocos años,  por citar algunos de los ejemplos más significativos.

¿Queda la RSE en entredicho? ¿Se confirman los postulados de los descreídos, acerca de que la RSE era sólo una cuestión de imagen y de maquillaje? ¿Es sólo un caso aislado (como plantean los defensores de la RSE) o es una práctica general en las empresas? Creo que el caso VW tiene un componente clave para la evolución futura de la actividad de RSE en las empresas.

La clave esencial del caso VW no es que los coches contaminaran más de lo permitido (lo cual es un atentado grave a los principios de respeto al medio ambiente) sino que afecta principalmente a la integridad, ética o moral de los directivos de la empresa, que diseñaron conscientemente una estrategia para hacer trampas y saltarse la ley.

Hace unos años, tanto en el caso BP (el vertido de crudo en el Golfo de México) como en elcaso Fukuyima  (la explosión del reactor nuclear en Japón), las consecuencias medioambientales de ambos casos terminaron por eclipsar (al menos mediática y públicamente) el debate sobre la integridad o ética directiva que implicaba (en ambos casos) la falta de inversiones y de preocupación por las normas óptimas de seguridad como forma de optimizar o maximizar el beneficio o la rentabilidad de las instalaciones.

En el caso VW, al no ser las consecuencias ambientales tan graves (al menos no tanto como en los casos citados) el debate se está centrando ahora (creo yo que merecidamente) en el centro neurálgico de la RSE: el compromiso moral o ético asumido por los directivos de la compañía a la hora de impulsar, desarrollar, implementar y aceptar conscientemente prácticas no responsables para mejorar la actividad de negocio y su competitividad,  beneficios o resultados. Y al mismo tiempo hacer alarde y difusión de las ventajas competitivas obtenidas con dichas prácticas. Y no estamos hablando de un comportamiento poco ético de 4 ingenieros aislados (como intentan hacernos creer), ya que alcanza a la empresa a nivel global y a millones de coches manipulados. Está claro que es un fraude urdido, aprobado y/o consentido a nivel de dirección a escala internacional. Y que si no hubiera sido descubierto por las autoridades en USA se hubiera continuado haciendo sin ningún tipo de pesar por parte de la alta dirección de la empresa.

Desde la perspectiva de Comunicación, el reto es muy interesante, estimulante y atractivo: ¿Funcionarán las estrategias de crisis habituales?  ¿Se desarrollarán nuevos enfoques o parámetros para gestionar la comunicación durante la crisis? ¿Será una crisis puntual y concreta o generará nuevos issues sobre la empresa? ¿Se extenderá el issue a otras empresas del sector o de otros sectores (ya están circulando rumores)? ¿La comunicación servirá como una herramienta de maquillaje  o será un verdadero instrumento de cambio organizacional y de gestión de relaciones?

Desde la perspectiva de Imagen/Reputación, el caso también es apasionante: ¿El impacto sobre la Reputación afectará realmente al negocio?  ¿Se cumplirán los peores presagios de los expertos en Reputación Corporativa y de RSE que señalan el alcance de los riesgos de no ser socialmente responsables?

  • Pérdida de competitividad (o de liderazgo en el sector ante otras empresas más responsables).
  • Pérdida de confianza por los consumidores (caída importante de ventas futuras y aumento de reclamaciones).
  • Pérdida de confianza de los inversores (caída sostenida del valor bursátil).
  • Pérdida de Reputación (caída de la valoración de los Stakeholders y pérdida de posiciones en los rankings).
  • Pérdida de la licencia para operar (por penalizaciones legales y falta de confianza general de los Stakeholders).

Veremos en los próximos meses (o quizás años) si esto es realmente así (y pone en peligro la competitividad y/o supervivencia de la empresa) o se queda sólo en una caída puntual trimestral/anual de ingresos o beneficios, que se recuperan y compensan rápidamente en los siguientes trimestres o años (y que habitualmente se soluciona con despidos masivos de trabajadores o recortes de inversión, como ya están anunciando).

Si se da sólo una caída puntual de reputación, ingresos, beneficios, etc., y no hay una penalización mayor por parte del mercado,  de los inversores,  de las autoridades y de la sociedad, entonces las empresas tendrán un mensaje claramente identificado: no se preocupen si engañan o son unos irresponsables: todo es cuestión de ingeniería financiera y cálculo de riesgo económico. O sea,  hablando en números: el engaño es rentable, si se ha logrado generar en los últimos años unos ingresos o beneficios superiores del xxx% y obtenido una posición de liderazgo en la industria, y la penalización será de un xxx% inferior a dichos resultados, ingresos o beneficios. Sólo es cuestión de análisis de riesgos, como hacen los bancos cuando pedimos un crédito o una hipoteca (el beneficio de los intereses a lograr en relación con la probabilidad de impago del crédito).

Estoy de acuerdo con Enrique Dans y con Ricardo Fernández García sobre el hecho de que la RSE y la figura del DIRSE  (Director de RSE) queda tocada (aunque no sé si hundida) con el caso VW. Si el DIRSE de VW estaba entre el grupo de directivos que conocía y decidía sobre esa práctica, su papel queda totalmente desvirtuado e invalidado. Si no sabía sobre la manipulación realizada, quiere decir que no estaba en el equipo que toma las decisiones clave de la empresa y por lo tanto su función no iba más allá de algunas funciones soft  en la empresa,  o incluso como una función meramente cosmética de la RSE en relación con las actividades hard de la compañía.

Está claro que será necesaria una mayor regulación y control sobre la actuación responsable de las empresas por parte de entidades o instituciones independientes más allá de la propia entidad (lo cual es algo contradictorio con la idea de que la RSE debe ser autorregulada),  pero también parece claro que la autorregulación no está funcionando adecuadamente.  Y también que debe regularse claramente la responsabilidad penal (y no sólo moral como hasta ahora) de las conductas irresponsables de los directivos.

Creo que no es el fin de la RSE (ni del DIRSE), puesto que es una perspectiva ya consolidada en muchísimas empresas. Pero sí creo que es la defunción de la RSE tal como la hemos conocido hasta ahora. La RSE del futuro debería asumir que cualquier planteamiento social o medioambiental de una organización pasa primero por aceptar e interiorizar  unos principios de integridad y ética profesional por parte de los directivos, que son los máximos responsables de impulsar y promover la implantación de un modelo de negocio sustentable en una organización.

Blogs de comunicación y branding de referencia

Páginas web y blogs sobre comunicación hay muchas. He querido recopilar algunas de las webs que te pueden inspirar en comunicación.  He comenzado con estas primeras pero irá aumentado su número .

Si crees que tu web o alguna debería estar por favor compártela en comentarios. Espero que te inspiren.

No content, no brand por Javier Regueira

El blog de Eduardo Prádanos

Fábulas de Comunicación por José Manuel Velasco

La Criatura Creativa por Hugo

Aldea Social por Luís Núñez

Bidireccional de Paul Capriotti

Comunicación Corporativa de Juan Pedro Molina

Artevía 

Community Curator de Antonio Villa

 

Viva la marca que te parió (una reflexión sin pretensiones sobre el personal branding)

Os adjunto un magnífico post sobre Branding Personal de  , profesor de la Universidad Carlos III . Aprovecho para recomendaros sus otros artículos.

Artículo publicado en su blog el 31 de marzo 2015

Viva la marca que te parió (una reflexión sin pretensiones sobre el personal branding)

A menudo el concepto marca personal despierta recelos. Puede ser lógico, puesmarca y persona son conceptos, a priori, casi antagónicos. En la mayoría de las ocasiones, el término “marca” suena a artificio, ¿verdad?

En esencia, hay cuatro perspectivas distintas desde las que definir y entender el fenómeno de la marca personal.

Funcional y aséptica

La primera perspectiva es totalmente funcional y aséptica. Desde ésta se ve a la marca personal como elresultado de aplicar técnicas de marketing a nuestra propia imagen para ser más visibles y diferenciarnos de otros individuos, generalmente, en el ámbito profesional. Dicho de otro modo: la marca personal es el resultado de ofrecernos como productos y estar siempre en el escaparate y disponibles en el mercado. Esta visión (que se queda en la epidermis del concepto) es la utilizada, en la mayoría de las ocasiones, por los neófitos o por quienes desprecian el fenómeno.

Laboral-reivindicativa

La segunda perspectiva desde la que ver a la marca personal es la laboral-reivindicativa. Gracias a ésta, se advierte a la marca personal como la actitud y la respuesta que tienen los trabajadores a la forma de actuar de buena parte de las empresas en la sociedad capitalista, que les consideran como fuerzas productivas que deben reemplazarse cuando dejan de ser rentables. Los empleados, simplemente, buscan un medio de supervivencia que les ayude a estar activos en el momento en que dejen de tener valor para las instituciones en las que trabajan. Este modelo de supervivencia se caracteriza no por aplicar soluciones a posteriori sino por ser eminentemente preventivo y por estar basado en la visibilidad. Es decir: “Yo me hago visible y estoy disponible en el mercado en previsión de lo que pueda pasar pasado mañana en la empresa”.

Colaborativa

La tercera perspectiva desde la que ver a la marca personal es la colaborativa con la empresa o con la institución. El empleado tiene su propia marca personal pero, al mismo tiempo, es portador (muchísimas veces orgulloso) de la marca de la empresa para la que trabaja. Las dos partes se aprovechan de esta sinergia. Empleado e institución se ayudan entre sí, transfiriéndose visibilidad y prestigio. Pongo dos ejemplos: primero, un conocido periodista que empieza a escribir una columna en un prestigioso periódico; o, segundo, un intelectual de reconocida trayectoria que empieza a impartir clases en una universidad de renombre.

Personal-reivindicativa

Por último, la cuarta perspectiva es la personal-reivindicativa. Dejémonos de marketing, olvidémonos de productos, ignoremos a la competitividad.¡Seamos personas! La marca personal nos sirve para diferenciarnos como individuos, como seres humanos. Nos sirve para reivindicarnos a nosotros mismos entre una masa cada vez más grande, más uniforme, más robotizada. Una masa que, cada vez, está más a expensas de grandes grupos de poder (económicos, políticos, religiosos). Una masa más desinformada, precisamente, porque se le somete a un bombardeo constante de información. Y este bombardeo ya es tan cotidiano que la masa se siente bien inmersa en él.

Si te paras a reflexionar, sea cual sea la perspectiva desde la que hoy miremos a la marca personal, ésta tiene como escenario, altavoz o caja de resonancias a Internet. Sin embargo, el término nació cuando la Red aún no era popular.

Tom Peters nos aconseja independizarnos emocionalmente de las instituciones para las que trabajamos. ¿Tú qué piensas? ¿Podrías trabajar bien sin querer a tu empresa?

Todo empezó en 1997, cuando Tom Peters publicó un artículo titulado “The brand called You”. En el texto, nos aconsejaba independizarnos emocionalmente de las instituciones para las que trabajamos y crearnos nuestra propia marca. ¿Por qué?Para diferenciarnos mejor de otros trabajadores, que son nuestra competencia si hay que salir al mercado. ¿Cómo se lleva a la práctica? Haciendo visibles nuestras virtudes y, también, aquellas características muy personales de las que estamos orgullosos y que, a fin de cuentas, son nuestro valor diferencial.

La importancia del artículo de Peters residía en su mensaje optimista: nuestra individualidad está por encima de las empresas en las que somos empleados, podemos conseguir nuestros objetivos profesionales y podemos ser dueños de nuestro destino laboral. Todo es más fácil si aplicamos cierto método y cierto sentido común. Y, quizá, a lo mejor, podíamos encontrar ese método y ese sentido común en el mundo del marketing.

Años después de haber sido publicado, el artículo de Tom Peters no sólo sigue vigente, sino que ha aumentado su valor. La inestabilidad de las economías ha puesto de manifiesto la increíble volatilidad de los empleos. Incluso las empresas más poderosas no aseguran un puesto de trabajo a largo plazo. Los trabajadores asumen, de forma natural, que tarde o temprano tendrán que dar el salto de una empresa a otra o ponerse a trabajar como freelancer. En un caso u otro, para sobrevivir tienen que ser visibles, tienen que diferenciarse de su competencia. Tienen que cultivar su marca personal.

Generalmente, se utiliza de forma indistinta los términos marca personal ypersonal branding. Es un mero asunto terminológico y, por lo tanto, no es una matemática exacta, pero muchos pensamos que, aunque estos dos términos están íntimamente ligados, se refieren a ideas distintas.

Tal como la entendemos, la marca personal es una imagen intencional que parte de un sujeto y que persigue un fin: dejar una impronta, una huella en sus públicos-objetivo (stakeholders) para que éstos le reconozcan, le diferencien de los demás y le elijan.

El proceso que se utiliza para desarrollar estratégicamente la marca personal es el denominado personal branding. En la mayoría de las ocasiones es centrífugo, es decir, nace de uno mismo hacia el exterior. Y, en la mayoría de las ocasiones, tal como he dicho antes, hoy se sirve de Internet.

¿La marca personal es lo mismo que reputación? En absoluto. Como tampoco son sinónimos los conceptos de visibilidad, notoriedad e influencia.

La marca personal es una imagen que parte de ti, que se inicia en ti. Es una huella, una levedad muy sujeta a los vaivenes del tiempo. La reputación nace en los demás y es originada por la confluencia de varios factores.

¿Evolucionará el marketing ferial o se extinguirá?

¿Cuál es la evolución del marketing ferial? Evolucionar es desenvolverse o desarrollarse,  pasando de un estado a otro. La nueva comunicación, branded content, marketing inbound, etc. pueden adaptarse al marketing ferial.

En un mi librería aún conservo algunos de los manuales de marketing y publicidad, y es curioso ver a qué velocidad se han quedado muchos de ellos obsoletos.

Por motivos profesionales he visitado varios recintos feriales y he sentido una extraña sensación de decadencia cuando entras y ves esos grandes pabellones vacíos, sin expositores y lo peor,  sin visitantes.  Ver los pabellones sin vida, mostrando sus vigas, estructuras y paredes vacías sin contenido mutando a ser un resto arqueológicos del marketing del siglo XX.

Sin entrar en el debate de dimensionamiento de los recintos feriales que este tema formaría parte de otro debate, creo que aún puede haber vida en ellos. Su evolución natural o mejor artificial, es transformarse en el evento temático.

Raven & SladeCreative Commons License Nelo Hotsuma via Compfight

Bajo el paraguas del tema de  la Feria (turismo, telecomunicaciones, calzado, …) organizar todo un “macroevento” en el que los expositores llenen de contenido el recinto y los alrededores. Que la Feria tenga la suficiente fuerza e importancia que condicione la “agenda setting” de los medios para que puedan captar la atención de la audiencia.

Que los expositores puedan salir de sus stands para interactuar con sus clientes a través de los eventos alrededor de la Feria, dentro o fuera. Conseguir que los visitantes no solo se limiten a la captura de bolis y libretas de los expositores mientras pasean como zoombies entre paneles de plasma y roll up.

La alternativa para que sobrevivan las Ferias es ofrecer una experiencia al visitante temático, las marcas deben ofertar una experiencia que compense el esfuerzo de salir de casa o desatender tu empresa para vivirlas.

Las experiencias que se deben ofrecer no aparecen en los manuales de marketing ferial del siglo pasado, y gracias a ello, los profesionales del marketing y la comunicación pueden trabajar. Hay mucho trabajo para reinventar las Ferias por parte de los organizadores y también de los expositores y sino también quedarán obsoletos como los manuales de marketing del siglo pasado.

Hay vida para las Ferias y también para los expositores, pero el medio ha cambiado y debe evolucionar para adaptarnos al nuevo medio.

Hay ejemplos de cómo han evolucionado algunas ferias como la de Madrid Games Week en la que el evento ha superado con creces la capacidad del Recito de IFEMA.

Soy optimista, y creo que todavía hay vida, las marcas deben crear contenido, el branded content,  el espacio y el canal deben ser clave para adaptarse a él. Echemos un vistazo a las Ferias con más impacto y descubriremos que hay un denominador común, “la experiencia del visitante mereció la pena”.

Mira a tu alrededor y descubre #BrandedContent oportunidades

Podría gastar varios cientos de palabras para “demostrar, convencer, ilustrar,…” que la publicidad ha evolucionado. Que las nuevas formas de consumir contenido “multitasking” y la incorporación exponencial de nuevos contenidos provocan que cada vez sea más difícil impactar en nuestro target. Tiene sentido seguir con la publicidad intrusiva, o sin ser tan dramáticos, ¿ha alcanzado su madurez (utilizando un símil de marketing)?

¿Estudias o trabajas?

Hoy, la publicidad busca una conversación entre público y marca, una especie de cortejo en igualdad de condiciones (seductor y seducido), en el que los roles se intercambian constantemente. Busca la historia que tus clientes quieran escuchar, que les hagan sentir que tú le entiendes y si ellos se sienten comprendidos, no dudarán en confiar en tu marca.

Storytelling
Storytelling

Hoy la comunicación es natural, considerando “natural” el modelo de la vida. El “storytelling” no dista de las conversaciones que mantienes con tus amigos, con tu familia, compañeros de trabajo…  El “Branded Content” no deja de ser el libro, la película que eliges para entretenerte, por consiguiente, ofrece algo interesante para que tus clientes seleccione tus contenidos frente al resto (que no es poco). El “engagement” no deja de ser la emoción de la seducción, el flirteo entre dos. Para aprender de fidelidad de clientes observemos a los hinchas de los equipos de fútbol. Es tiempo de observar y encontrar las historias que conecten con nuestro público.

Pero hoy no quería escribir mucho, solamente quería presentar este magnífico vídeo de Artevía  de hace tiempo  @fernadoArtevia me envió y que sigue todavía más si cabe de actualidad. Artevía nos cuenta en un historia optimista sobre las marcas  y las 3.000 oportunidades que pueden encontrar de mejorar el mundo.

Seguimos hablando de #BrandedContent natural

¿Quién mató a la estrella del Marketing visual?

Quien pensó que el marketing off-line estaba muerto no conocía todavía la capacidad de éste para sobrevivir. El marketing visual o escaparatismo todavía tiene mucha vida o al menos mientras los humanos salgamos a la calle.

Los productos no solo compiten con aquellos de su propio segmento sino que compiten por nuestra atención. Las marcas necesitan captar nuestra atención para poder presentar aquella novedad que te cambiará la vida o recordarte que todavía existen y siguen siendo útiles.

Nuestro tiempo y atención es el campo de batalla de todas las marcas. Y la calle es muy dura y destacar solamente está a la altura de muy pocas marcas.

samsung-galaxy-gear

Voy a hablar de mi experiencia de consumidor y cómo la marca de la manzana me hizo ver que un  Apple Watch era un reloj muy elegante y estiloso.  Había visto los anuncios del i-watch de Apple y mi percepción del reloj era que un gadget tecnológico más y destinado a sus fans o frikis (en mi imaginario todavía percibía el super-reloj para uso de un superagente secreto).

Sin embargo, este mes paseando por Oxford Circus me encontré todos los escaparates de un centro comercial dedicados al watch de Apple. No cabe decir, que la presentación del producto estaba a la altura de las primeras firmas de moda.

IMG_8275

IMG_8280

Ver el reloj representado como el protagonista de la próxima campaña navideña me cambio mi percepción. Ahora observo al reloj como algo bello, sus gráficos son estilosos y no quedaría nada mal en mi muñeca o en la muñeca de la persona que quisiera impresionar.

En este caso, no había sonido ni retórica solamente el reloj al frente del escaparate y ocupando Oxford Street.

La marca Apple ha conseguido eliminar de la exposición de todos los productos que el centro comercial nos ofrece en su interior, no hay espacio para colonias, trajes, zapatos, otros gadgets tecnológicos, todo su exposición exterior esta reservada en exclusiva para un objeto de unas pocas pulgadas. Es un ejemplo de “selección natural del mercado”.

Con esta apuesta de Apple por posicionarse en el punto de venta, es es un ejemplo más para evitar algunos fundamentalismos de las estrategias de marketing. Porque el marketing visual todavía está muy vivo.

¿Qué es la RSE?

Parece fácil y sencilla la respuesta pero viendo todo lo que se dice y publica he creído conveniente volver a escribir mi definición.

Thomas F. McMahon  identifica dos períodos modernos en el desarrollo de la RSE: desde finales del siglo XIX4 hasta finales de los años 60, cuando se plantea la ética empresarial, y una segunda etapa que identifica con el debate académico que se produce en Europa y Estados Unidos sobre un nuevo modo de concebir los negocios agregando a los objetivos económicos inquietudes más amplias. Este debate se traduce en la publicación de los principales trabajos que sientan las bases teóricas de la RSE.

Igual que no existe unanimidad con la denominación –se emplea Responsabilidad Social de las Empresas (RSE), Responsabilidad Social Corporativa (RSC), Responsabilidad Corporativa(RC), y ahora surgen nuevas denominaciones como Desarrollo Sostenible, Negocio Responsable, entre otras- tampoco a la hora de acotar el concepto encontramos una definición precisa de referencia.

La Unión Europea, en su Libro Verde de 2001, define el concepto de Responsabilidad Social Empresarial como “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores”.

Para el Consejo Mundial para el Desarrollo Sostenible – World Business Council on Sustainable Development la RSE es “El compromiso de las empresas de contribuir al desarrollo económico sostenible, trabajando con los empleados, sus familias, la comunidad local y la sociedad en general para mejorar su calidad de vida”.

Corporate Social Responsability Europen (CSR Europe) aporta su propia definición: “La RSC es entendida generalmente como la expresión del compromiso de una empresa con la sociedad y la aceptación de su rol en ella. Esto incluye el pleno cumplimiento de la ley y acciones adicionales para asegurar que la empresa no opera a sabiendas en detrimento de la sociedad. Para ser efectivo y visible, este compromiso debe estar respaldado por recursos, liderazgo y ser medible y medido”.

Por su parte, el Foro de Expertos sobre RSE definía la RSE del siguiente modo: La RSE tiene como objetivo la sostenibilidad basándose en un proceso estratégico e integrador en el que se vean identificados los públicos o stakeholders de la organización, entendiendo por stakeholder, según Pittman, cualquier grupo o individuo que pueda afectar o ser afectado por el logro de los propósitos de una corporación. Stakeholders incluye a empleados, clientes, proveedores, accionistas, bancos, ambientalistas, gobierno u otros grupos que puedan ayudar o dañar a la corporación.

Para el desarrollo de políticas socialmente responsables deben establecerse los cauces necesarios para identificar fielmente a los públicos y sus necesidades, desde una perspectiva global, y se deben introducir criterios de responsabilidad en la gestión que afecten a toda la organización y a toda la cadena de valor. Estas preocupaciones social y medioambiental generan unos resultados, medibles a través de indicadores que deben ser verificados por una agente externo y comunicado de forma transparente.

 Y Roitstein define la responsabilidad social empresarial como “El vínculo que cada empresa establece y cultiva con sus públicos con el fin de generar vínculos sociales que favorezcan la competitividad y el negocio a largo plazo al mismo tiempo que contribuye a mejorar en forma sustentable las condiciones de vida de la sociedad” .

En cualquier caso, más allá de las definiciones el concepto de RSE está acotado y compartido unánimemente en cuanto a que supone ir más allá del simple cumplimiento de la legislación e integrar voluntariamente políticas que den respuesta a las preocupaciones sociales, laborales, medio ambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones.

Dicho de otro modo, se considera que una empresa es socialmente responsable cuando responde satisfactoriamente a las expectativas que sobre su funcionamiento tienen los distintos grupos de interés, desde sus trabajadores, clientes, proveedores o accionistas hasta su impacto ecológico y social. Es decir, aquella que busca generar lucro a través de su propia actividad pero siempre respondiendo a “terceros” sobre su propia gestión, más allá de lo que establece la Ley.

Para que la RSE pueda implementarse en una organización es fundamental que este concepto se incluya de manera transversal en la misión y visión corporativas, es decir, en la cultura empresarial que, como describe Capriotti, “es el conjunto de creencias, valores y pautas de conducta compartidas y no escritas, por las que se rigen los miembros de una organización y que se reflejan en sus comportamientos. Es la interpretación que hacen los miembros que conforman la organización de los valores, creencias y las normas establecidas por la Filosofía Corporativa”.

Finalmente, mi conclusión es que la definición de la RSE es sencilla  y de fácil compresión, sin embargo algunos pervierten la RSE para adecuarla a su plan de negocio insostenible.

Be Brave Festival, un festival 2.0 contra la violencia de género

Be Brave, un Festival 2.0 creado por y para jóvenes para acabar con la violencia de género.

Canciones, poemas, diseño gráfico y cine para fomentar las relaciones de igualdad entre hombres y mujeres  y acabar de este modo con la violencia de género.  Una idea surgida por un grupo de estudiantes de secundaria y  en la que han participado más de 14.000 jóvenes, bien aportando trabajos o votando por sus favoritos a través de las redes sociales.

Este proyecto ha sido merecedor del Premio a las buenas prácticas locales contra la violencia de género que concede el Ministerio de Igualdad.

Este año, con el valor que otorga la experiencia, pretende alcanzar a un número mayor de participantes y difusión en las redes sociales invitando a instituciones y organizaciones en la difusión del mensaje contra la violencia de género entre la juventud.

Una iniciativa que ha servido para recibir el Premio a las buenas prácticas locales contra la violencia de género que concede el Ministerio de Igualdad.

Cartel anunciador del Be Brave Festival 2015
Cartel anunciador del Be Brave Festival 2015

¿De dónde nace la idea de un Festival  juvenil contra la violencia de género?

La Mancomunidad La Vega ha trabajado durante años en campañas de concienciación sobre esta temática con los jóvenes. Fruto de este trabajo se creó Mic Luv Team, un taller creativo de adolescentes con un claro objetivo,  pensar en el modo de acercar el mensaje del problema de la violencia de género a los jóvenes.

Be Brave Festival es fruto de ese taller creativo. Un festival online que se apoya en las redes sociales para que los jóvenes artistas compartan sus creaciones  con un mensaje claro, acabar con la violencia doméstica.

De esta iniciativa deberíamos aprender muchos de los que nos dedicamos a la comunicación, es un claro ejemplo, de satisfacer el insight de su público.

La Mancomunidad La Vega  que presta los servicios  sociales en los Ayuntamientos de Redovan, Algorfa, Jacarilla y San Miguel de Salinas (municipios del sur de la provincia de Alicante) no  ha puesto “frenos creativos, ni prejuicios” para incentivar que ese grupo de adolescentes  pudiera llevar a cabo esta iniciativa pionera en España.

Es un ejemplo de Branded Content Social, han creado un contenido que ha interesado al público joven, incluye los valores que defienden y ha usado el hábitat natural de los adolescentes, las redes sociales. El Branded Content funciona, y como no, también en la Administración Pública. Branded Content Equality

Branded Content, Storytelling, Content Curation, Marketing Inbound, Reputación son historias actuales sobre el valor de la marca